En el presente artículo, haremos referencia a cuáles son los seguros obligatorios en la Ciudad de Bogotá. Como primera medida necesariamente tenemos que introducir a la ciudad para luego poder desarrollar las pólizas obligatorias que en la misma existen.

Ubicada a 2625 metros sobre el nivel del mar, Bogotá se erige como la capital de Colombia dese la época colonial. Su población, llega casi a las 8 millones de personas por lo que estamos frente a una metrópolis, con intensa actividad comercial, política, económica, cultural y educativa, ya que posee más de 100 Universidades.

En este escrito, a lo que vamos a  apuntar, como dijimos con anterioridad,  es a cuáles son los seguros obligatorios que se destacan en esta gran ciudad Latinoamericana. Desde la legislación nacional colombiana, concordantemente con la ley de la ciudad de Bogotá, se deja en claro que las pólizas de seguros obligatorias que existen son las siguientes: Para el automotor, para la motocicleta, Seguro de vida en caso de empleadores, seguro del hogar en caso de hipotecas.

Si bien estas cuatro categorías conforman a los seguros obligatorios, haremos foco en los dos que más se comercializan y despiertan dudas en los clientes, que son los denominados SOAT (seguro obligatorio de accidentes de tránsito) el mismo es un seguro para todo aquel vehículo que transita en el territorio Bogotano y ampara los daños corporales causados a las personas en accidentes de tránsito. Es importante saber cuáles son los límites que esta cobertura posee.

Para mencionar estos límites lo haremos en comparación con lo que cubre un seguro total, que es el tipo de póliza que el cliente más conoce.

En caso de cualquier tipo de lesión personal propias el SOAT responderá mientras que el seguro regular de automóviles, no siempre se hace cargo frente a esta situación. Para lesiones personales de terceras personas, tanto SOAT como el seguro de autos responderán.

Otra posible situación es la muerte del conductor, aquí el seguro del auto no abona indemnización alguna, mientras el SOAT si lo hará. En el caso de accidente de tránsito, ambos tipos de pólizas van a hacerse cargo.

Para los daños del vehículo propio, quien responde para arreglar los daños causados es el seguro de automóviles, pero el SOAT no lo hará, ya que no le corresponde. En cuanto a daños de bienes a terceros, se aplica la misma lógica.

Finalmente en caso de hurto del vehículo, va a ser el seguro del automóvil quien responderá, dependiendo el tipo de póliza (ya sea total o parcial) pero no lo hará el SOAT, ya que su finalidad es solamente cubrir los accidentes de tránsito.

Para cerrar el artículo, un punto que nos gusta siempre dejar en claro es que hoy en día la contratación de este tipo de seguro obligatorio deja de ser una situación molesta gracias a los avances de internet, particularmente de sitios web especializados en el tema, en el que están las mejores compañías de seguro ofreciendo sus servicios desde el más simple al más completo también. De esta manera, solo completando un simple formulario, obtenemos cotizaciones de todas estas empresas con velocidad y con la posibilidad de comparar fácilmente entre una y otra.

De esta manera la experiencia de contratación del cliente comienza a ser más espontanea y ágil, dato que las empresas también comienzan a analizar, por eso se vuelcan de manera masiva al plano online.