Son muchas las dudas que les surgen a los propietarios de un automotor a la hora de decidir acerca de contratar o no un seguro obligatorio automotriz. Trataremos de caracterizar este estilo de póliza, también conocido como seguro obligatorio de accidentes personales, de la  mejor forma posible para que puedan tomar su decisión sin dejar nada librado al azar y con un profundo conocimiento sobre que estarían contratando. Esta modalidad de seguros consiste en una cobertura que protege al conductor por todo riesgo que pueda llegar a ocasionar en algún accidente. Su principal objetivo es cubrir los riesgos de muerte y toda lesión corporal que sufran las personas como consecuencia directa de un accidente causado por el automóvil que está asegurado. Se encuentra reglamentada y legislada  por la Ley N° 18.490 y es de carácter obligatorio para cualquier dueño de un vehículo, ya sea motorizado, de remolque o de carga. . Cubre la responsabilidad civil, tanto del propietario como del conductor del vehículo (para aquellos casos que no sea la misma persona) por todo daño o lesión que el accidente le cause a terceros. Ningún propietario podrá circular libremente  sin tener como mínimo esta modalidad básica de seguro.

Con respecto a su contratación, esta tiene una periodicidad anual y deberá presentarse ante la municipalidad correspondiente al momento de pagarse el permiso de circulación. Lo  importante para decidir si es conveniente contratar un seguro obligatorio automotriz o no hacerlo, es analizar detalladamente que comprende su cobertura. Este seguro cubre la muerte, la incapacidad y todos aquellos gastos médicos en que se incurra por causa del accidente. Entre estos gastos médicos se encuentran incluidos todo lo relativo a la atención pre hospitalaria, gastos farmacéuticos, trasporte sanitario, gastos de rehabilitación, prótesis, implantes y atención dental, entre otros. Protege al conductor del vehículo, a las personas transportadas por él y a cualquier tercero que resultare lesionado por el automóvil asegurado (incluyendo peatonas y ciclistas). También incluye una defensa jurídica básica dentro de ciertas condiciones y es muy importante aclarar que no contempla los daños causados a los vehículos motorizados, ya que solo ampara los riesgos de muerte y las lesiones que sufran las personas a causa del accidente. En relación a las incapacidades, resguarda tanto la incapacidad permanente total, como la incapacidad permanente parcial, que será determinada por un médico y en caso de haber alguna discrepancia al respecto, intervendrá comisión de Medicina Preventiva o Invalidez.

Una clara ventaja que otorga es la gran simplicidad para acceder a ella, ya que sus únicos requisitos son el padrón del vehículo y cancelar el valor correspondiente.  Puede contratarse en cualquier compañía que tenga al Seguro obligatorio automotriz dentro de su abanico de productos y su entrega es de carácter inmediata. Si bien el costo varía según conque compañía aseguradora se realice el contrato, es importante destacar que es la modalidad mas económica del mercado. Podemos nombrar algunas entidades que trabajan con SOAP como por ejemplo: Penta Security, Jumbo, Mapfre, Itau, Scotiabank, sin dejar de remarcar que existen muchísimas otras. A su vez existen páginas web que permiten realizar el cálculo del valor de la póliza, desde su casa u oficina, sin la necesidad de tener que llegarse a las oficinas comerciales de la aseguradora, permitiendo al cliente tener más información en la cual basar su decisión. Si le intereso, puede leer Póliza obligatoria vehicular.